La fiesta de los patios de Córdoba

Fiesta de los patios de Córdoba

El mes de mayo irrumpe cada año en Córdoba cargado de fiesta, colorido y tradición popular. Uno de sus alicientes más internacionales es la Fiesta de los patios, en la que durante dos semanas, numerosos patios de vecinos del centro histórico son abiertos al público para que éste pueda contemplar su belleza.

Durante todo el año, sus cuidadoras y cuidadores se esmeran por mantener y mejorar sus patios, decorados con cientos de macetas y arriates con plantas de muy diversa tipología y acompañados de múltiples elementos tradicionales, tales como, el pavimento de chino cordobés, pozos, fuentes, mobiliario antiguo, restos arqueológicos, etc.

Fiesta de los patios de Córdoba
Detalle de un limonero en una de las paredes del patio de Maese Luis, 22

Muchos de estos patios participan en un concurso con el que pueden acceder a diferentes premios. Se distinguen dos modalidades: patios de arquitectura antigua y moderna. Paralelamente, también se convoca un Concurso de rejas y balcones en el que se premia la belleza de las fachadas de las casas del centro histórico de Córdoba.

Concurso de rejas y balcones Córdoba
Detalle de una ventana del Barrio de San Basilio

Como dije anteriormente, la fiesta de los patios es uno de los alicientes más internacionales del mayo cordobés, y para esto ha servido de ayuda la declaración de la Unesco como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad el 6 de diciembre de 2.012.

Historia y tradición que se conserva intacta en una Córdoba milenaria. El concepto de patio, tal y como vemos en Córdoba, proviene de muy antiguo. La tradición romana y árabe ya incluía el patio como elemento fundamental en su construcciones. Córdoba es heredera de esta tradición y esperamos que continúe por mucho tiempo.

Fiesta de los patios de Córdoba
Detalle del patio de Marroquíes 6, en el que destaca una espectacular buganvilla.

Históricamente el patio servía de nexo de unión entre sus vecinos. Tardes de charla, de cenas vecinales, lugar común para compartir el día a día… Prácticamente el patio se convertía en una auténtica sala de estar para las familias que residían en la casa. Hoy, parte de esa esencia se sigue conservando y en estos días de mayo se puede comprobar.

Fiesta de los patios de Córdoba
Patio de Parras 6 (ruta Santa Marina – San Agustín)

En cuanto al origen del concurso de patios, hay que remontarse a 1918, año en el que los vecinos comenzaron a abrir sus patios al público de manera espontánea. Sería en 1921, cuando el Ayuntamiento organizara el primer concurso de patios, balcones y escaparates. Sin embargo, no tuvo la aceptación esperada. No sería hasta 1933, cuando se recuperó el concurso. A pesar de ello, los vecinos, durante esos años, recuperaron la tradición de instalar cruces en sus patios.

Fiesta de los patios de Córdoba
Detalle del patio de Martín de Roa, 9, en el barrio del Alcázar Viejo

La guerra civil paralizó la celebración del concurso y no sería hasta 1.944 cuando se volviera a retomar. A lo largo de los años, la fiesta de los patios fue consolidándose, especialmente a partir de los años 50. Los gobiernos municipales se han ido preocupando por potenciar su atractivo turístico. En 1980 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Los patios se localizan en el centro histórico de la ciudad y se dividen en 6 zonas / rutas:

Alcázar viejo, situado entre el Alcázar y la Iglesia de San Basilio. Sin duda, el más emblemático de todos y puede considerarse como el origen de la fiesta de los patios.

Fiesta de los patios de Córdoba
Detalle del patio de San Basilio 44, imagen icónica de los patios de Córdoba.

Prosigue la zona de la Judería y San Francisco. Sus calles estrechas esconden grandes patios, que merecen una visita. Y en un entorno patrimonial de primer orden: Mezquita, sinagoga, calles de la Judería…

No solo hay patios de vecinos. Las instituciones también abren sus magníficos patios a los visitantes. En el barrio de la Judería destaca la apertura del patio del Museo arqueológico de Córdoba (Palacio de los Páez de Castillejo). Lleva varios años cerrado, esperando una rehabilitación, por lo que durante estos días, es visita indispensable.

Fiesta de los patios de Córdoba. Museo arqueológico.
Patio del Palacio de los Páez de Castillejo, sede del Museo arqueológico de Córdoba.

Los barrios de Santa Marina y San Agustín, son de los más castizos de Córdoba, de tradición taurina. Destaca el patio de Marroquíes 6, por su gran amplitud y variedad y el de Chaparro, 3, en el que este año ha dedicado un homenaje a la escritora Gloria Fuertes, en el centenario de su nacimiento.

Fiesta de los patios de Córdoba
Imagen del patio de Marroquíes 6, de visita indispensable.

El barrio de San Lorenzo, con su impresionante Iglesia fernandina como baluarte, alberga el patio de Trueque 4 (fuera de concurso). Este patio, histórico en el concurso, fue salvado por el Ayuntamiento de su desaparición y reconvertido en Centro de interpretación de la fiesta de los Patios y puede visitarse durante todo el año. Conserva su patio intacto y lleno de vida y se complementa con una detallada y amena exposición didáctica en las salas del interior del recinto.

Fiesta de los patios de Córdoba
Patio de Trueque 4. Actualmente Centro de interpretación de los patios de Córdoba

El barrio de Regina – Realejo, barrio de iglesias fernandinas, templo romano y palacios como el de Orive, también alberga tesoros escondidos en forma de patios vecinales.

Y finalmente, la zona de San Pedro y Santiago, barrios de gran belleza, aunque muchos de sus rincones y monumentos siguen siendo desconocidos para quienes visitan la ciudad, a excepción de espacios como la plaza de la Corredera o la Plaza del Potro.

Aunque la fiesta de los patios se limita a las dos primeras semanas del mes de mayo, hay patios que pueden visitarse durante todo el año. Además del comentado Trueque 4, hay visitas a numerosos patios de la ciudad organizadas por varias empresas turísticas. En la página de Turismo de Córdoba se puede encontrar información sobre este aspecto.

Fiesta de los patios de Córdoba
Detalle de unos lavaderos antiguos rodeados de plantas en el patio de San Basilio, 44

La casa patio San Basilio, 50-44, abre gratuitamente sus puertas durante todo el año y alberga la sede de la Asociación de amigos de los patios cordobeses. Otros patios dignos de visitar son los del Palacio de Viana, auténtica puerta de los patios de Córdoba, tal y como reconocen en sus folletos publicitarios. Más adelante realizaré un post específico sobre estos patios.

Fiesta de los patios de Córdoba
Detalle del patio de San Basilio, 40

En resumen, recomiendo encarecidamente la visita a esta histórica tradición de la ciudad de Córdoba. El patio no es un mero adorno. Es un modo de vida. No quiero finalizar este texto sin felicitar y agradecer a todas las cuidadoras y cuidadores de los patios. Sin ellos, sin su esfuerzo diario, esta tradición habría quedado en el olvido. Hay que reconocerles su gran trabajo, el cariño con el que cuidan de sus patios y la simpatía y generosidad con la abren la puerta de sus casas a miles de visitantes cada mes de mayo. ¡GRACIAS!

Fiesta de los patios de Córdoba
Texto que puede leerse en la fachada de Chaparro 3. En él se describe a la perfección el significado del patio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s